Entradas

PABLO, QUERIDO PABLO

Imagen
  Mucho de lo que uno es, es por la música que escucha.   Fotografía de Busca Biografías editada por Maty Marín  Lo imaginaba, era lo que seguía. Te sabíamos enfermo hace tiempo. En las redes te deseaban SALUD, pero en el tono ese en que uno intuye la despedida. Habías cancelado conciertos porque te habían ingresado en un Hospital. "Lo que sentí"... (así empieza una de tus canciones) es algo difícil de explicar, muy difícil. Desolación, el inevitable dolor. Sin embargo, con la convicción de muy adentro de que tú, no te puedes ir. Cambiaste de estado, solamente. De dimensión. Es verdad, una convicción total de tu presencia de siempre.  Eres eternamente Pablo. Ese que enamoró con su música. Sí, junto con otros, pero aquí sólo te nombro a ti porque sí. Ese hombre que me acompañó durante muchos años y me sigue acompañando. Qué fortuna haberte visto en el Auditorio Nacional de mi Ciudad de México, en ese entonces Distrito Federal, aún antes de haber sido remodelado. Sillas toscas,

AYER HABLÉ DE TI

Imagen
  Ayer, sí, hablé de ti Tu rostro difuso volaba como humo dentro de mis ojos. Cambiaba, un rostro moviéndose en cualquier dirección y con toda suerte de gesticulaciones, aunque privaba la serenidad Sí, ayer hablé de ti. Necesitaba hacerlo, te tenía en la mente y evocarte me provocaba una sonrisa Como si te hubiese visto todo el tiempo Como si nunca te hubieras ido Bailaron mis sentidos un tierno vals lento, muy lento Seguía sonriendo, podía notarlo. Lo notaron.  Todos los ruidos desaparecieron No había nada más Continuación de todo Sin final y sin más te apareciste Era como si comenzara una función y todo se concentrara en ella Como si la luna estuviese todos los días visible Como si las olas del mar enseñaran su linda espuma, pero en absoluto silencio. Todo lo llenaba esa presencia tuya tan eterna como etérea Te sentía presente y palpable, por eso tenía que hablar de ti. Palpable sin tocar, evocadora sensación. Una manera milagrosa de tocar, de tocarte.  De no tocarte y tenerte. Tener

CÁNDIDA DESNUDEZ, ENTREGA.

Imagen
Cándida. Lista, pero cándida. Aguerrida, pero débil a la vez. Dulce, llena de ternura. Pero cándida. Inteligente, pero  la lucidez a veces, muchas, brillaba por su ausencia. No importaba eso, era un simple detalle ante lo majestuoso de ese momento.  Pudorosa y amorosa, con todo ese amor a raudales se despojó por primera vez de sus vestimentas. Su ansia de amar a ese amor era irrefrenable, carente de toda lógica. Cataclismos eran sus emociones, no había un medidor para esas trepidaciones. No había una sola explicación, todo era sentimiento.  Al verse sin ropa quedó más vulnerable y a la vez más valiente. Aquello tan deseado, aquello tan esperado estaba allí entre esas paredes. En ese encuentro se jugaba la vida entera. SU vida entera estaba allí congregada, resumiendo la culminación de las ansias en esa entrega. Era lo que era, no había más. Y lo era todo, todo.  Nada tenía que ver con teorías, con historias de otros.  Nada. Esto era su momento y su entrega.  No importaba más que en ese

LA MÚSICA, CANCIONES Y SENTIRES

Imagen
La vida es todo un viaje con principio y fin. Pero lo que transcurre en el transcurso de ese viaje es un mundo, nuestro mundo. Y viene aderezado de aromas, olores, sensaciones y melodías que a la vez que nos acompañan, de pronto nos transportan y son cómplices sin falla de nuestros sentires.  ¡BENDITA SEA LA MÚSICA!  Cuántas veces escuchar letras y/o melodías es un recorrer nuestra existencia y darnos cuenta de que tiene un sentido y a veces toma uno  diferente.  Es  repasar cada capítulo, es ubicarlo y reubicarlo. Es un repaso que tiene mucha razón de ser y que nos recuerda nuestro latir, y que sigue allí. Seguimos latiendo y dándole ese sentido una y otra vez.  Cualquier cosa que deje a los sentidos salir a flote, puede tener la misma valía y significado. La pintura, quizá el cine. Para muchos (especialmente caballeros) los autos que eran la atracción en los años "x". Para los viajeros, aquellos aviones o autobuses o trenes o lo que sea! que les hayan permitido ver todos lo

SÓLO DIOS PUEDE

Imagen
  Sólo Dios, únicamente Dios, nada más que Dios puede. Sí, Él todo lo puede, todo, todo.  Sólo Dios puede comprender una razón que nadie más entiende. Y ese "nadie" ... ¡Ni tiene por qué, además!  Sólo Él en su infinito abrazo quema los puentes  O bien Los deja intactos. Razones no comprensibles,  Idas y vueltas de la vida. Para muchos, un suicidio. ¿Por qué ella lo hizo? Nadie se lo podía explicar ¿Por qué todo mundo se sintió el dueño de la verdad? ¿Por qué nadie comprendió que no había otra alternativa?  La psicología emite sus veredictos Firmes, inamovibles, "científicos", dueños perversos de todos los por qués.  Pero no, no. Sólo Dios puede abrazar ese camino. Incluso, allanarlo. Él sí que tiene la VERDAD. La única y total verdad. Sólo Dios se cuela en su propia creación amándola como nadie más.  No necesita explicaciones.  No cabe aquí la "ciencia". Cabe la conciencia Y cabe el amor. El amor profundo El amor sin límites El amor sin explicaciones EL A

EL VARÓN DOMADO

Imagen
  En ocasiones la vida, que está en constante evolución, nos presenta cosas y casos que nos hacen dudar que el tiempo haya hecho su obra . Que haya transcurrido siquiera, que haya hechos cambios con el recuerdo de que "la vida es movimiento"(como decían los griegos).  Porque parpadeamos, y de pronto el túnel del tiempo pareciera permanecer estático, o en huelga o "sin servicio por reparación ". ¡Y es que las cosas se repiten! Es impresionante ver cómo y con cuánta precisión, nos vuelven a pasar ante los ojos cosas, casos y situaciones pareciera, pese a tanto avance en cuestiones de tecnología y ciencia, en esta era de digitalización, que ¡La vida sigue igual!  Recordemos a Esther Vilar y ese libro que causó un gran revuelo. ¡Ah! Cuando a las feministas les entró por ser activistas en su movimiento de reivindicación de la mujer en todos los ámbitos de la vida, al grado de que -en mucho- parecieran haberse marcado "autogoles", pues de lo que querían librarse

ÁRBOL SINTIENTE

Imagen
  Soy VIDA, VIDA PURA. A veces se abre el asfalto por la tremenda fuerza de unas raíces cada vez más fuertes dejándolas ver grandes, robustas, imbatibles. Así de arraigadas a la tierra se encuentran, con esa certeza de todo lo que deben sostener: la envergadura de un personaje bárbaramente hermoso. Gigante, imponente. Se sabe bello, se sabe único. Y sabe también tantos y tantos secretos! Uh! Cantidad de secretos! Desde el perrito que con su gracia natural alza la patita para dejar allí sus orines sabiendo que ese gigante ni se ofende ni se inmuta, hasta quien sabiendo a ciencia cierta de la fuerza y energía que es capaz de transmitir y se abraza a él en pos de una transfusión de naturaleza, de vida y de la salud que ese gran amigo le proporciona.  Y es lindo escucharlo cuando dice lo que siente:  Mis hermosas hojas comienzan a caer. Se mecen siempre impávidas y están felíces con la vida que les tocó. Llegan a palidecer y caen en el otoño, crujen bajo las pisadas de aquellos que gozan

ALMA DE CABARETERA

Imagen
  Nereida era su nombre, y sobre sus hombros y su esqueleto todo, había tres siglos. Porque los 1800 la vieron nacer y los 2000 la seguían mirando estar y seguir pasando en toda su evolución. Evolución que si, como todas es efímera, aquí esta palabra generosa se agranda por permitir que a ella la sigan viendo los años. Muy pequeñita, casi recién nacida, sus oídos se iba acostumbrando a escuchar esa música tan singular. Nereida incluso piensa que si sus hombros se movían con ese desparpajo era gracias a todo eso. Ella pensaba que en su vida, aquello estaba marcado.  Cuando muere su madre ella queda en la calle, buscando acomodo en donde lo hubiera. El cielo era su techo, las malas palabras de los hombres, eran su pan de cada día. Ni siquiera podía sentir asco (y es que eran palabras brutales), sino que eran parte de aquella existencia sórdida que le tocó vivir. A su corta edad, aquella decoración en color rojo y en muchos segmentos aterciopelada era como un imán que la atraía irremediab

TODOS LOS CICLOS SON ÚNICOS

Imagen
Se va Octubre, se va. Quedan unos días para gozar de la delicia de saber que este mes así se llama, que se le vive y se le siente, que se le goza y se le sufre. La vida no se detiene y lo único constante es el cambio, esto es definitivo. A veces quisiéramos cobijarnos en un pedacito de vida, en un trocito plácido y solariego para hacerlo permanente. Y sí, permanente será siempre en el recuerdo, mas no en el correr de los tiempos, de los minutos y de los segundos. Nunca podemos dejar de bailar al son que nos toca el calendario. De hecho, me gustan los calendarios. A pesar de que una vez me cuestioné sobre la medición del tiempo, sobre marcar con nombres y números nuestras vidas y cada vivencia y alguien me dijo (lo sabía ya, claro) "de alguna manera se tienen que medir los días". Claro, y para eso hay una astrología, la vuelta al Sol y su medición, etc. Pero pensaba qué tal sería en la eternidad. En esa maravilla de eternidad y Paraíso que Jesucristo nos prometió y que será la

NADA MÁS TRISTE

Imagen
  Sí, nada más triste que un niño triste. Extender la mano y recibir... Nada! Buscar la pelota, Encontrar una piedra. Querer tener amiguitos,  Tener qué limpiar cristales para comer. Un juego que es para otros Un deseo que no se cumple Una respuesta que jamás llega ¿Por qué yo no puedo jugar? ¿Por qué no tengo una mamá? ¿Por qué no tengo un papá? ¿Por qué no puedo reír, por qué sólo lágrimas? Un cielo azul que se ve muy gris Una mañana sin esperanza Temor por todo el día Hambre en la barriga Entrañas rugiendo Pies que duelen Manos que arden Nadie me mira ¡Todo es tan raro!  ¿Dónde venden tantito cariño? ¿En dónde se compra un abrazo? No podemos ignorar esta realidad. Morí un poco cuando los vi mirando aparadores de juguetes por Navidad, esos que sólo tendrían los niños con posibilidades económicas. Los hay sin techo, los hay viviendo en una coladera, conviviendo con todo tipo de insectos y otros animales. Una sola mirada de estos pequeños puede incrustarse en tu ser. Y una mirada, es l

DULZURA EN UN MOMENTO

Imagen
  "Hooolaaaaa niñossss" Qué dulce sonrisa, qué dulce tono de voz. Y los dos pequeños se estiran como gatitos que disfrutan de su sueño como nadie más. "Mami, mami... ¿Dónde estamos? "En tu cuarto nena... Ya es otro día " "Cómo otro día? ¿Vamos a desayunar entonces? La mamá hacía gestos dulces al ver que esas caritas no sabían lo que ocurría en ese despertar. Confusión total después de la siesta, mami bromeaba con sus pequeños. Esos a los que había parido, aquellos por los que la vida daba (y la dio!). Incansable ternura, sonrisas sin tregua, ternura a rabiar. Eran los niños de mami, muy chiquititos, flaquitos y vulnerables. Cobijados hasta no más por ese amor de la mami. Después de estirarse y bostezar miran alrededor, notan por la ventana que ha anochecido y que no es otro día, sino el mismo. Habían, pues, dormido y a siestecita con mami. Como ya había sucedido otras veces, aunque cada una era única. Aún no iban al colegio, aún no nacía el más pequeñito. 

CHARLA ENTRE MUJERES

Imagen
  Una tarde fría, con ilusión mucha gente iba a ver a su artista favorito. Eso tenían en común estas dos mujeres ya, desde ya: iban esa tarde/noche a ver al mismo artista. Y bueno, muy temprano llegaron las dos, cada una por su lado. Claro que eso era muchísimo mejor que llegar tarde. Y así en la espera, buscan un lugarcito para sentarse. Y sin más, ¡A saber cuál fue la primera frase ni quién de las dos habló primero! Comenzaron a platicar como si se conocieran de toda la vida. Del artista no mencionaron nada, curiosamente. Hablaron de sus vidas, sus vidas amorosas.  ¿Quién de las dos tenía más deseo a la vez  que necesidad de externarlo?  Pues probablemente las dos, ¡Quién sabe!  "¿Usted conoció el amor?" Y la otra respondió sin lugar a dudas, tajante y rápidamente, con esa confianza con que se puede hablar con un ser desconocido. Sí, a veces es más fácil hablar con un desconocido.  "SÍ!!! Pero... Casi me cuesta la vida. "Fue hace muchos años. Era soñadora y románt

HERENCIA Y VORACIDAD

Imagen
  Sí, malvada herencia. Cuando hablamos de cosas materiales, lo es por todo lo que implica.  Saca del ser humano lo más vil y asqueroso. Y eso que lo estoy llamando "humano". Es ese ser que en todo su trayecto por este mundo, por este plano, no pudo aprender, o ¿no quiso? lo que me s verdaderamente importante. La gente va avorazada detrás de "bienes" que al otro mundo no se llevarán. De esas cosas que "brillan", pero que son pasajeras. Que nada dejan, que nada aportan al enriquecimiento pero del INTERIOR. SON ESCLAVOS DE SUS PROPIAS ATROCIDADES!  No se conforman con cubrir necesidades básicas y hasta un poquito más, lo quieren todo. Destrozan, lastiman, hasta llegan a matar. Pisotean todo lo que está a su paso con tal de lograr el objetivo: conseguir riqueza. Riqueza que, además, fue trabajada por otros, fue lograda en base a esfuerzos (cuando es que no fue "heredada" también. ) Lo material en innumerables ocasiones da lugar hasta a crímenes. Si

EL AMOR DE UN FAN

Imagen
Son aquellos seguidores fieles de un artista que les mueve, les sacude y les hace soñar. Son todo un caso, sin ell@s, quien derrama su trabajo incansable a través de los años quedaría un poquito solo. Ellos le acompañan sin fatiga, le aplauden hasta el delirio y están al pendiente de cada cuestión incluso de sus vidas. Un ejemplo: Allá por los 60's... Recuerdo con cariño a quienes se arremolinaban juntando posters, hacían filas largas horas para lograr una firma, una foto y quizá una sonrisa de su artista. Lo llevaban a casa en los acetatos que hacían sonar por horas y horas de absoluto gozo, siempre queriéndole, siempre siéndole fiel.  De años más recientes se da la misma historia. Cambian las modas, cambia el artista, cambia la vida. Pero la manera de seguirlo incluso se ve favorecida por tanta información que pulula por los medios de comunicación. La comunicación se va refinando a tal punto que parecieran tenerle casi entre sus contactos. Más televisión, más prensa, más revistas

OCTUBRE, OTOÑO Y YO

Imagen
  Es un mes hermoso este de Octubre. Muy lindo. Nostálgico, evocador. Comenzando el otoño, las hojas de los árboles cambian de color. Tranquilas, sosegadas, muy sabias conociendo su ciclo, este consiste en caer. Caer tostaditas y dejarse pisar por aquellos que las disfrutan y gozan de ese tronido especial que emiten al ser aplastadas. No es un acto de violencia ni depredación, no. Es comprender ellas y el paseante que cumplieron un maravilloso ciclo y un lindo papel todo el tiempo que les tocó estar arriba, verdes y brillantes. Con lágrimas tiernas cuando llovía,  refulgentes cuando el Sol las besaba. Pero el árbol al que pertenecieron también sabe que es tiempo de dejarlas ir, sabe que deben partir y lucir como una alfombra en el asfalto permitiendo así un cuadro maravilloso a la vista que es justamente ese otoño que, con bendiciones, podemos volver a vivir los que seguimos aquí. Es un escenario irrepetible, así llegue una vez cada doce meses siempre será único e irrepetible, cargado