Para comenzar...

Paulina

Paulina Paulina, esto es para ti. A ti te dedico mi blog.  Nunca pensé hacerlo sin estar tú aquí físicamente. 

Buen número de años han pasado desde aquellas veces, amiga querida. Tú, pintora. Mujer inquieta de grandes anhelos con una vida que te hizo remar en contra para poder lograr tu mayor sueño, el mayor de todos: VIVIR. Vivir para ti era hacer lo tuyo, buscar tu identidad, luchar por salir de ese maremagnum que es una estúpida sociedad en contra. Crear, darle forma a tu interior por medio, primero, de la acuarela. Ahí nos conocimos, cuando yo trabajaba en ese centro de cultura y llegaron a mí tus generales con la indicación 
"fecha para esta pintora". Era la primera vez que algo así me ocurría. Yo, pues ni remedio, a acomodar todo el calendario, cancelar fechas de otros pintores causándoles incomodidad y enojo, lidiando con todo eso que se tenía qué lidiar desde el escritorio para que las cosas salieran lindas en la galería. Y la noche de la apertura era una fiesta, era alegría, la emoción de cada uno de ustedes, artistas, por ver exhibida una obra que años de aprendizaje les había costado, de ver ahí plasmados sueños, talentos, emociones.

Pasado el tiempo y cuando ya cultivábamos la amistad, un buen día te expliqué que ese no era el procedimiento. Eras mujer de grandes "contactos" y por eso nos brincamos los protocolos. Te platiqué que cada exposición era seleccionada por medio de una reunión del Comité de Arte de ese Instituto, y que no todos lo lograban. Tu respuesta fue "quiero entrar así, como debe ser, como lo hacen todos". Y en la selección de otro año, presenté tu obra sin decir una palabra: sin mencionar que ya habías exhibido con éxito, nada absolutamente. Y fuiste elegida por unanimidad. Cuando comenzaste a entrar en ese mundo real, el de partirse el alma, lo hiciste. Y ganaste! Comprendí siempre lo difícil que era para ti deshacerse de cosas establecidas, de un mundo que giraba alrededor del influyentismo. Pero tú, lo hiciste. 

En el transcurso de esos años, leías mis escritos. Insistías en que yo, escribiera. "Lo estoy haciendo", te decía. Era para mí una necesidad y una forma de vida. Pero seguías y seguías insistiendo, una vez dijiste "no voy a cansarme de decirlo hasta que lo hagas", yo te dije que perdías tu tiempo. Yo tenía muy claras mis prioridades, gustaba de la lectura y admiraba a tantos y tantos de los grandes, que no tenía la necesidad de hacer un intento como el de ellos: yo gozaba de sus obras, y a mí me bastaba con expresarme en un papel. Y creo que yo fui una de tus pocas causas perdidas. Pero mira, nadie nos dijo en aquel tiempo que estaríamos viviendo estos momentos de tecnología que harían posible lo que tanto deseabas. Y sí, porque de una forma u otra aquí está lo que querías, Paulina querida. Sólo que físicamente no estás ahora. 
Pero bueno, capítulo aparte merece nuestra historia y nuestra amistad, en esta introducción quise abrazarte y dedicarte esto con todo mi cariño.

Aquí vine a encontrarte después de tantos años. Aquí descansa lo que quedó de ese cuerpo que fue tu vehículo durante tu vida física. Me brotan unas lágrimas, pero en lo que volvemos a encontrarnos sólo tu cuerpo está allí, porque tú permaneces por siempre.

Paulina... 

Comentarios

  1. Hola Maty, sin duda existe gente trascendental en la vida de cada persona, muchos pasan desapercibidos, como quien ve pasar los postes subido en un tren rápido que corre a gran velocidad, pero cuando alguien es capaz de detenerte para admirar el paisaje, descubrir una flor y te ayuda a adentrarte en tí para descubrirte, y ese alguien desnuda su alma y la comparte contigo, cuando te regala una sonrisa y una palabra de aliento se vuelve esencial, porque te da su esencia. Paulina fue esencial en nuestras vidas. Te abrazo desde el fondo de mis sentimientos más profundos. Nils Skoglund

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es verdad Nils, ella nos marcó y qué decir de ustedes dos como pareja, una hermosísima historia de puro y verdadero amor, el más grande amor...
      I n f i n i t o

      Borrar
  2. Qué lindo y relajante compartir con personas como ustedes.

    ResponderBorrar
  3. Wow Maty.
    Ya nos habías dado una pequeña introducción del porque harías este blog.
    Pero leer y sentir aunque sea un poco de lo que te ha movido a escribir, es conmovedor e inspirador.
    Te mandamos un fuerte abrazo.
    Te queremos Maty

    ResponderBorrar
  4. Gracias Elías, qué lindo comentario. Gracias por ser y estar.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos y te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

LA PANDEMIA, TÚ Y YO

LA HISTORIA DE JULIO