ALMAS

ENCUENTRO DE ALMAS


                 QUÉ ES EL ALMA



"Unión de las almas", alguien una vez me dijo. Y pensé que nada más hermoso podía haber que eso, que nada más sublime. Me conmoví profundamente. 

El ALMA es lo único que tenemos que trasciende. Lo único que ES y EXISTE y existirá por siempre. Lo demás es materia, tenemos un cuerpo físico que debemos cuidar porque es el templo donde el alma habita, porque es nuestro instrumento en esta vida material y es eso que Dios nos ha dado para hacernos presentes. Oh! Cuántas cosas podemos hacer con él! Tantas y tantas! Toda nuestra vida terrenal es nuestra carta de presentación.  Nacemos, es pequeñito. Necesita cuidados, atenciones especiales. No sabemos cómo hacerlo solos. A medida que vamos creciendo y se va desarrollando las necesidades van cambiando, la ayuda de un adulto va siendo menos necesaria, comenzamos a bastarnos a nosotros mismos. Crecemos y nuevas necesidades aparecen diciéndonos "eres un ser humano": la sexualidad, la reproducción. Todo todo eso forma parte de lo tangible, de lo visible a los ojos del mundo. Y detrás de mucho de ellos, está implícita nuestra alma, nuestro espíritu.  Llega la vejez y nuevamente, el cambio. Eso, si tenemos suerte de llegar a viejos.




Y mientras nuestra vida terrenal transcurre, somos un rostro con el que gesticulamos, a través del cual alguien podría leer lo que llevamos dentro (la bien conocida frase de "los ojos son el espejo del alma") pero no siempre sucede así. 

Algo que preocupa y me sumerge a veces en un camino sin rumbo, es sólo imaginar cuánta y cuánta gente desperdicia esta vida material, terrenal, sin poner atención a esta ALMA y se concentra única y exclusivamente en las cosas materiales. Que, si bien tienen su utilidad y llegan a ser por demás necesarias, se acaban. Tienen un final, un tiempo de caducidad. Un día todo aquello que anhelamos, se va. Se acaba, se destruye y simplemente no existe más, mientras que el alma es ETERNA.

Somos ALMA, esa parte inmaterial que siente y piensa. Y sí, algo que me sorprendió es escuchar a un conferencista decir "no podemos concebir un alma sin cerebro". Y tiene sentido por muchas razones que vienen a la cabeza con facilidad: cómo nos reconocemos en ese otro estadío que continúa nuestro recorrido? 

Es muy difícil tratar el tema sin asociarlo con religiosidad y misticismo, es quizá ineludible. Pero trato de mencionar aquello con lo que convivo a diario sin inmiscuirme en esos aspectos, sería interminable y motivo de muchos desacuerdos. (Las creencias de todos son muy respetables). Yo en lo particular, no creo en la reencarnación. Repito: con sumo respeto a TODAS las creencias. Por tanto, creo que todo aquello mi alma va cargando a través de este camino, es lo ÚNICO que me llevaré. Por tanto, hay qué cuidar esta alma que nos hace seres que sienten y que transmiten. 

Y la cuestión es que si hablamos de ENCUENTROS o de UNIONES, estamos hablando de un PARAÍSO.


Qué puede hacer que dos almas se identifiquen a través de una mirada? 

Esto es lo que da sentido a nuestra vida. A la tuya, a la mía. El saber que solamente un sentimiento muy profundo nos puede acercar a otro ser, y así MIRAR EL AMOR. 


Es por eso que cuando escuché no hace mucho eso de "encuentro de almas" (aunque de eso se trata la vida entera, sólo que a veces olvidamos lo esencial), me conmoví. Porque a estas alturas de mi vida tiene aún más sentido, quizá porque es menos el camino por delante. O quizá porque la sensibilidad aumenta, o qué sé yo! 

Pero tristemente sucede algo, algo que obstaculiza esto que es tan sublime, estás uniones y encuentros: la materia. Todo lo que la materia implica, todo lo que la materia hace y deshace y también deja de hacer, deja de lado. (La omisión).

Las relaciones humanas son conflictivas en su naturaleza, los vaivenes de la vida así lo marcan. Es casi una pauta: diferencias de formas de ser, de pensar, maneras de actuar que quizá de manera involuntaria pueden lastimar a quienes amamos. Entendernos, es casi un arte. O sin el "casi". Entendernos es magia pura. Qué lindo y sencillo sería que todo fuese ese MIRARSE Y COMULGAR NUESTRAS ALMAS. 



Deseo con todas las fuerzas que hay en mí tener un alma blanca. Tener un alma que pueda llegar a la tuya sin más. Que mi alma en verdad pueda acariciarte y así enriquecernos juntos. Te lo digo a ti: sí, a ti que me lees. A ti que no me lees, te llegue como un aliento al oído, a tu alma. Deseo un mundo de cristal donde pueda dejar de lado toda desavenencia para que todo sea coincidencia. Deseo con fuerza que nuestras almas, se encuentren y se unan.






















Comentarios

  1. Como dijera María Griber, "si yo encontrará un alma como la mía, cuántas cosas secretas le cobraría, un alma que al mirarme sin decir nada, me lo dijese todo, con la mirada" mi alma acaricia tu alma

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos y te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

LA PANDEMIA, TÚ Y YO

LA HISTORIA DE JULIO