BLOGUEANDO DOS MESES

Poco tiempo en realidad, muchos sueños. Mucho amor, muchos sentimientos y muchísimas ganas de hacer lo de toda la vida.   Sí, en realidad esto es toda la vida.  Mi vida entera, completa.  Las pausas en la escritura no marcaron pausas en el vivir. Simplemente, algo se detuvo.¿Qué fue? La vida no, en definitiva.  Quizá la manera de vivirla, de sentirla y palparla.







 


                    ************                             

Así fue, porque muchos de estos años las palabras callaron. Y recordaba y recordaba, volteaba a ver mis cuadernos y no quería abrirlos. Eso sí: tomaba notas acá, notas allá. Eran como mis fotografías personales de los momentos que no volverían pero que se quedarían. Así como hacemos con las fotografías: son "trampas" que ponemos al tiempo para detenerlo por unos instantes. Nos llenan, nos dejan momentos memorables. 

Al pasar del tiempo surge esta vida tan diferente para los que no habíamos probado tantas bondades de la tecnología. Nos da un escaparate y nos dice: "mira, ahora hay esto, aquí puedes decir lo que sientes y esta vez no sólo para ti, esta vez puedes transmitir y comunicar".  Y así iba acariciando la idea, acariciándola hasta que la poseía. Ese día sentí que volví a mi mundo, a mi mundo de comunicación, a mi mundo de sacar para afuera lo que hay tan adentro. 

Es muy posible que si esto no hubiera llegado a mi vida, mis cuadernos estarían de nuevo aquí rodeándome, acompañándome y siendo mis cómplices silentes. 

Todo esto podría sonar gracioso para esta nueva generación que ya nace con todo esto y no lo ve con la sorpresa que lo hacemos los que nacimos un poquito más atrás. Pero es una bendición este poder de comunicación que surge y además para todos! Cuánta y cuánta gente está dando rienda suelta a sus inquietudes y dejando aflorar tantas y tantas cosas, cosas que antes jamás imaginó.



Blogueando quiero pasar la vida desde aquí, ya sin detenerme. Vivo unos años muy especiales en los que esto cobra un sentido diferente, especial, con más brillo y luz, hasta con unos destellos. Tantas vidas que nos hemos cruzado, todas ellas con un gran significado. Tantos desnudos y desnudos de alma, dicen que los más difíciles.  Sí, quitar las telarañas que cubren el alma requiere que la sensibilidad esté dispuesta a sacrificar el pudor con tal de dejarlo plasmado.

Pasar también por tantas vidas, situaciones, empatizar con otros sentires, abundar en causas y cosas, ver las cicatrices que dejaron las caídas y "decorarlas", como si de tatuajes se tratara. Darse cuenta de que cada situación está plasmada de maravilla, porque todo es del color del cristal con que se mira.



 



No renunciaré a este privilegio, sino que lo haré más mío P  E R O   más de todos. Porque insisto en que quiero escuchar también. Seguir escuchando más bien, porque de leer entre líneas, de vislumbrar en las miradas todo lo que allí asoma, se trata la vida. La vida pero así, sin una sola gota de indiferencia. 


"SÓLO LE PIDO A DIOS, QUE EL DOLOR NO ME SEA INDIFERENTE".

                

                 gracias, Delwins.





Sígueme en Telegram 
@amigosbloguerosmatymarinh

Pinterest:. Matymarinh

Instagram: maty_marin_heredia







         

          





Comentarios

  1. Como te entiendo, como dices para los que nacimos un poquito antes, esto es un espejo, un escaparate, un ventana al mundo, a conocer otras personas, sus escritos, sus vivencias, porque todos de alguna forma siempre tenemos algo que decir, y que bonito es cuando hay alguien que abre esa ventana para vernos. Besos.

    ResponderBorrar
  2. Qué lindas palabras Mar y qué linda la identificación. Muchas gracias, te mando un gran abrazo.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos y te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

LA PANDEMIA, TÚ Y YO

LA HISTORIA DE JULIO