LA TERNURA DE BENEDETTI

Mario

            Mario

        

               Tierno, bello


Y aquí te tengo, en mi librero y en mi alma, por supuesto. 


      Mario Benedetti



Hombre bello, bellos pensares, sentires, refleja parsimonia y ecuanimidad no obstante sus escritos en los que a veces, algunas veces, se pronuncia políticamente. Todo lo demás es amor, es sentimiento, es vida, es emoción. Simple y sencillamente por LA TREGUA ya tengo para agradecerle eternamente. Libro que leí y volví a leer, releí y pienso seguir haciéndolo. Sacó de mí lágrimas que curan, que purifican, que limpian y emocionan. El paréntesis en la vida de un hombre cuando vive lo más bello de su vida a una edad en que ya no  esperaba enamorarse de esa manera, es el argumento. Las sensaciones y lo profundo de las aparentemente sencillas situaciones hacen ver que la vida es dura, pero puede tener regalos maravillosos. Y una profundidad, que solamente hace falta tener abierto en canal de las emociones, y sentir cómo se eriza la piel. Constituye una ESPERANZA también. 



Y así enamorada vivo yo de su recuerdo, cuando pude verlo personalmente en varias ocasiones. Pero de estas varias, UNA en especial me ha marcado, vaya que me ha marcado!


Suerte, infinita suerte la mía. Una firma de libros (no era la primera) en la que ya no tuve qué repetirle mi nombre. Desde la primera vez que estampó su firma en uno de los libros, él me dijo que me llamaba "como su madre". Por tanto, las siguientes veces le decía eso mismo, salía de él una sonrisa dulce y ponía "Para Matilde".



Después de esa tarde increíble, seguía una lectura de sus poemas. Lectura por él mismo, en Av. Coyoacán, en mi ciudad de México. Y aunque la lectura fue estupenda y para mí era magnífico tenerlo enfrente y disfrutar su voz , esa voz que podemos escuchar por internet, que ha quedado grabada inmortalizándose, pero en esa ocasión en vivo, frente a mí. Atesoro ese momento en mi recuerdo y en mi vida como algo muy amado. Sí, se trata de un recuerdo amado. Recuerdo como algo curioso y cómico que una jovencita subió al escenario terminando el evento, abrazándolo y diciéndole "Mario, estoy enamorada de ti", provocando en él sorpresa y una sonrisa muy dulce, seguramente por la juventud de esa chiquilla. A mí, me hizo mucha gracia, toda vez que también me provocó satisfacción que gente tan joven accediera a sus libros. 





Pero, decía, aunque esa lectura fue maravillosa, cuán maravilloso sería lo que sucedió antes. Después de la firma, me metí a tomar un café. Sorpresa: él se encontraba allí con la organizadora del evento, platicaban. Yo, en la mesa contigua. Si me hubiese esforzado un poco, hasta podía haber escuchado lo que hablaban. Pero no, no se trataba de ninguna manera de irrumpir en su privacidad. Bastaba con escuchar el timbre de su voz.


Era un café muy pequeñito, casi mágico y muy acogedor. Yo había pedido mi pastel favorito, de chocolate, y un café. Debía honrar con todo la ocasión. Y escribía yo en esos momentos lo que estaba viviendo, sintiendo. Sabrá Dios en cuál de mis libretas de apuntes habrá quedado aquello, me gustaría revivir la emoción que seguramente salió a flote en cada palabra, pero no importa: lo que tengo en mente y corazón no lo cambio por nada. 


Era ese hombre que tanto me había emocionado, al lado del que yo tomaba el café que por ahí leí que él calificó de "yankee". No importa, lo perdono... Me encanta el café, qué le voy a hacer. Y transcurrió una feliz hora. Sí, más de sesenta minutos viviendo aquello: su voz pausada, sus gestos, la ternura de su mirada, la sabiduría que le dieron sus bien vividos años y que honraba él con su sencillez.  Momentos imborrables, momentos únicos. 


Y dijo así, en una de mis frases favoritas:


"Me gustaría pasar el resto de mis días con alguien que no me necesite para nada pero que me quiera para todo".


Cómo no amarte, Mario!








Comentarios

  1. Que suerte haberlo conocido, la verdad es que sus poesías son puras. He leído últimamente La Tregua y es un libro que te descubre mediante consejos como apreciar todos esos momentos de la vida, me encantó por su simpleza y al mismo tiempo sublime. Besos Maty.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

MI VIEJITA AL CIELO💫