PREGUNTAS A DIOS

 

Mi gran amigo, mi gran amor. Mi motivo de vivir. Platico con Él todo el día, le cuento todas mis cosas. Su amistad, compañía y amor le dan todo, todo a mis días.  Y a veces, muchas, le pregunto cosas...





¿Dios, por qué el desamor?


Más que una pregunta, es un clamor en desesperada curiosidad al no comprender por qué falta tanto, por qué, si a algunos les sobra para dar.


¿Dios, por qué no puedo verte?


Más que pregunta, son las ganas inmensas de ver tus ojos, esos ojos que en tantos dibujos tuyos me miran con tanta dulzura y con tanta ternura; de verlos así de cerquita y de acariciar tu linda melena, tu rostro tan bello con el que sueño tanto, a quien llevo tan adentro. Y esto me recuerda el poema "Muero porque no muero..." De Santa Teresa, que sabía que estando contigo se está mejor que en ninguna parte.



Dibujo a lápiz hecho por mi querida mamá. 






Hermosa dedicatoria en el reverso del dibujo, tesoro que guardo y guardaré. Gracias mamá! 

Y dice así: 

"Acude a mí en tus momentos de tribulación. Yo nunca te abandonaré, pues soy tu verdadero Padre, Jesús Cristo". 
De tu mamá Ana Rosa, con cariño y amor. 

1/03/2001




Dios ¿Por qué la injusticia?


Sí, un día alguien me dijo "y quién le dijo a usted que la vida fuera justa?" Y recordé que solamente Tú tienes las respuestas que en este plano no se pueden encontrar y que no hay como acurrucarse entre tus brazos, que ahí se está segur@.



Dios, mi mami recién viajó hacia Ti.  Está contenta, verdad? Ahora sí encontró la real y auténtica felicidad?


Más que nada es la certeza de que es así. Sólo quisiera que acariciaras mi cabeza y me dieras confort, como lo hacía mamá cuando yo era chiquitita. Cuando me enseñó que amarte era un privilegio, cuando me dijo que me amabas tanto como nunca podría imaginar (aunque inocentemente me mandó a clases de catecismo y ahí es donde murió mi inocencia). Pero igual me cuidabas cómo lo haces ahora, que ya siendo adulta sigo pequeñita junto a Ti. Igual tocabas mi alma con tu infinito amor, esa era la verdad.




¿Dios, por qué hay tanta gente olvidada? Niños, ancianos, jóvenes desorientados, hombres y mujeres que se dejan llevar por pasiones dañan sus vidas?


Y sin esperar a que me respondas, solamente descanso en Ti poniendo mis inquietudes en Tus manos a sabiendas de que lo que aquí no me puedo explicar, a Tu lado tiene sentido porque Tú todo lo sabes.


¿Dios, por qué me amas, si los humanos me señalaban tantos defectos como no podía cargar en mi espalda?



Más que una pregunta, es una exclamación de alegría infinita porque me parece increíble ser Tu hija, creada por ti como barro moldeado por Tus manos. Porque enmedio de tanto desatino terrenal, la VERDAD eres Tú y contigo no me falta absolutamente nada. Porque me AMAS! así, como soy. Porque el ser humano es limitado, y más si aún no te mira bien a los ojitos. Por eso hace daño, no porque se lo proponga. Quizá carga muchos sinsabores también.




Y así preguntando, me fui quedando dormida en tus brazos. Confiada, segura y dándome cuenta que Tú tienes todas las respuestas. 


Duermo....duermo 



Quien a Dios tiene, nada le.falta


La paciencia.todo lo alcanza


Dios es amor


Jesús Cristo, aquí estoy. 






Comentarios

  1. Maty, tu mamá era una artista y una poeta, me encanta el dibujo de Jesús y esa frase escrita desde el alma. Estoy convencida que será feliz junto al que tanto amaba, los demás tendremos que esperar y continuar resolviendo lo que nos depare la vida. Un beso muy grande y un fuerte abrazo.

    ResponderBorrar
  2. Ay querida amiga! Tus palabras me han dejado verter las más dulces lagrimitas que me dejarán dormir con paz. Beso, abrazo y todo mi cariño para ti. 🌹🌹🌹💜💜💜🌹🌹🌹

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

TICUL DE MIS AMORES!

Me presento, mucho gusto!

QUERIDÍSIMA VIDA