SOR JUANA, MÁS ACTUAL HOY QUE AYER

 

La Monja Rebelde


El personaje de Sor Juana nos ha impactado a muchos desde siempre. En mi caso, desde mi infancia. Me impresionaba que fuese una mujer que "se adelantó a su época", nos decían las profesoras en la escuela. El hecho de que se cortara el cabello como castigo autoimpuesto por no aprenderse las lecciones. Me impresionaba también esa sed desmedida de saber, de adquirir conocimientos a costa de lo que sea, escondida en el convento, consiguiendo la tinta y el pergamino para plasmar lo que hoy son obras imperecederas y lecturas obligadas, o digamos "de cajón".  Recuerdo que pensaba a mis 11 añitos... "¿Monja? Si parece una mujer enamorada... Sus versos son de amor. ¿Qué le pasaría, qué sentiría?"

Tomada de Biografía y Vidas.com.,  editada por Maty Marín


Por tanto, no es que trate de dar una semblanza siquiera, no es posible. Octavio Paz escribió LAS TRAMPAS DE LA FE, un estudio a fondo y una de las obras más connotadas de este autor, de las que han adquirido más sonoridad. (Y mucho más, muchísimo, que se ha escrito y estudiado sobre su obra y su vida), se sabe de ella  desde siempre, y ahora se puede  obtener información que baja velozmente con un solo clic. Bueno, sencillamente es Juana de Asbaje. Es sólo que mi mente quiere adaptarla al momento que vivimos. Quiero comprender su ser. De hecho, siempre he querido hacerlo, más ahora en estos tiempos tan convulsionados, de tanta apertura y a la vez tanta cerrazón (sí, impresionante pero así sucede). En esta época de la famosa "salida del closet" de tantos y tantas y del orgullo LGTB.  Inimaginable en esa época no eso, no, muchísimas cosas más. Época de represión, de opresión. 


La vemos en las imágenes que corren de ella por todas partes, con su hábito impecable, los libros haciendo marco de su vivir y su pluma, una imagen que intenta definirla. Y me pregunto qué tan fiel será esa imagen a su realidad en esa época. Trato de pensarla sin su hábito, con sus cabellos cada vez más cortitos, producto de sus imposiciones. La pienso sudorosa por las madrugadas quizá despertando porque su mente la atormenta. ¡Sus dilemas personales! 


¿Cuál sería su real concepción de la vida? ¿Su visión del mundo? Vocación religiosa no tenía, ¡Inmenso afan el suyo de saber, de aprender! para ¿renunciar a una vida como mujer? O, ¿Su vida como mujer no era básica para ella si es que su condición lésbica hubiese sido real?  No soportaba para nada la idea del matrimonio. ¡Vaya afán de huir de un todo que significó su falta de libertad más grande! ¿Y en aquel entorno? Me causa una gran punzada en el pecho sólo imaginarlo. 


¿Qué hay sobre la sexualidad de Sor Juana?  ¿Por qué tiene qué ser este un tema central o puntilloso? ¿Por qué a la hora de hablar de una persona famosa su sexualidad es un hecho tan trascendental que hay qué sacarlo a flote sí o sí?   Es verdad que muchos de sus versos hablan por sí solos, pero tampoco es suficiente dentro de mi mente. Además ya lo dijo el propio Octavio Paz, para comprender a Sor Juana hay qué penetrar en su vida y en su mundo. 

Pienso en lo fácil que es hablar, juzgar y dar hechos por sentados y más tratándose de alguien de siglos atrás. Si en la actualidad corre una información a todas luces falsa del ámbito que sea, no digamos del mundo personal de alguien conocido, y corre con tanta facilidad aún estando aquí en este plano las personas en cuestión y pudiendo salir a desmentirlo. Y aún así, la duda quedó sembrada. La frase que nada me simpatiza de "piensa mal y acertarás" es la favorita en las reacciones, el hombre es el lobo del hombre, pensar "mal" es facilísimo. Y OJO: no estamos diciendo que esté bien o mal, es que para la época que le tocó vivir era especialmente recalcitrante.  


¿Cuál habrá sido su realidad? 


Se hizo hace poco una serie televisiva maravillosa, por cierto, sobre la vida de Sor Juana.  La dura época que le tocó vivir, el conocimiento NO permitido por el hecho de ser mujer, su relación con María Luisa Manrique de Lara, virreina de Nueva España... Amistad, o relación lésbica? Las actuaciones de Sor Juana joven y Sor Juana madura,  las realizan dos actrices extraordinarias. Las dos conmueven, transmiten. (La serie está disponible en televisión, sólo tienes qué buscarla).  Arcelia Ramírez es Sor Juana en su madurez, y Arantza Ruíz de joven. Ambas estupendas, maravillosas. 


LEYENDA

La hay, una leyenda escalofriante. Hay un monumento de Sor Juana en el Centro de la CDMX en el callejón de San Jerónimo, es una estatua negra. Se dice que al pararte frente a ella, se mueve. No lo he comprobado, pero lo haré en alguna oportunidad. 


Saber la verdad de un ser humano, de su interior, de su espiritualidad, no es nada sencillo. Por eso Sor Juana, quiero pedirte una cita. Ahora, que no hay tiempo ni distancias, te siento más cerca. ¿Locura? ¡Qué más da!  Quiero escuchar al ser humano. Podemos tomar un rompope de convento o un café de olla (yo te lo preparo con mucho gusto). O si prefieres ver lo que se vive ahora, nos lo tomamos en Starbucks. ¿Sabes? Te concibo como un ser solitario y muy triste y atribulado, debes tener muchas cosas por decir que nadie más debe saber y yo te prometo no escribirlas en este blog ni decírselas a nadie.  Cuéntame tus secretos, Sor Juana, Juana de Asbaje. ¿Qué tal que fuese posible hacer un viaje por el túnel del tiempo, vamos hacia atrás, recogemos tus cosas y volamos hacia otra dimensión, volamos hacia tu libertad total? Siento unas tremendas ganas de ayudarte a salir de tu prisión. Creíste que huirías de ti misma y menuda sorpresa te llevaste, porque te fuiste contigo misma. Algo así le respondiste a Sor Filotea. No, lo tuyo fue muy duro.  Quiero decirte que te admiro y que me preocupas, quiero expresártelo. 



Este poema dice perfectamente algo de lo que hay en ella:



En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas?


¿En qué te ofendo, cuando sólo intento

poner bellezas en mi entendimiento

y no mi entendimiento en las bellezas?


Yo no estimo tesoros ni riquezas;

y así, siempre me causa más contento

poner riquezas en mi pensamiento

que no mi pensamiento en las riquezas.


Y no estimo hermosura que, vencida,

es despojo civil de las edades,

ni riqueza me agrada fementida,


teniendo por mejor, en mis verdades,

consumir vanidades de la vida

que consumir la vida en vanidades.



"Hombres necios, que acusáis a la mujer sin razón..."




Así quiero imaginar tus primeros caminares,  Juana de Asbaje. 




Comentarios

  1. Un poema atemporal, sin duda. Cuántas personas habrán que han nacido en un tiempo que no les corresponde. Cuántas sufriendo en silencio. Cuántas adelantadas a su tiempo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es verdad! Y acerca de lo del otro día, ahora pondré un post con esa otra cara terrible de la vida, la que también existe. Gracias por tus visitas!

      Borrar
  2. Cuanta gente se quedó sin reconocimiento en su tiempo, pero no hay mas que leer esta hermosa poesía para descubrir su arte. Gracias Maty, me encantó.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Así es querida Mar. Seguramente si buscas algunos poemas más de ella, te van a encantar por atemporales. Un abrazo grande! 💕🌹

      Borrar
  3. Ese si es un gran valor: renunciar a la vida común de la época e ir en contra de la sociedad establecida.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡De verdad que sí! Sólo imaginar ese mundo tan difícil con todo en contra y estar inmersos en él, qué duro! Muchas gracias por tu comentario y por estar aquí. Saludos!

      Borrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

PANDEMIA 19 DE AGOSTO