SWEET COUNTRY


Este filme

Te Mueve
Y
 Te Conmueve



 
Fotografía tomada de Amazon.es editada por Maty Marín


Un hombre blanco, un hombre negro. Una realidad diferente a la que acostumbramos los que nos sentamos en la comodidad de una butaca para ver una película, o bien desde casita como se estila ahora por varias razones. 

Si puedes estar viéndolo de esta forma, en verdad considérate  una persona sumamente afortunada. Dentro de nuestro mismo mundo hay otras realidades tan diferentes, que pareciera imposible que existieran. Pero las hay, claro que las hay. 


Sam, un aborigen australiano, mata a un hombre blanco en defensa propia. En toda la trama se puede notar un racismo pero el tratamiento es un poco diferente, desde otra perspectiva que a la que estamos acostumbrados. Aquí es el dominio "resignado" (por extraño que parezca) de quien se siente superior. Y lo de "resignado" es porque también quien realiza la persecusión de este hombre, se ve colmado de tribulaciones, una vida que tampoco le es grata. Se pueden ver las infortunadas mentes y sus caminos, de todos los seres que aquí aparecen. 

Una escena fuerte y dolorosa es la de una violación. Increíble que toda la escenografía sea una pantalla en NEGRO y uno participe de ese crimen por susurros, ruidos, un tiempo que pareciera eterno... Después un cruel silencio y una voz repugnante que amenaza vilmente a su víctima si es que acaso cuenta lo que sucedió. 

Los paisajes son de ensueño, lo dicen todo los amaneceres, atardeceres y anocheceres por el simple hecho de estar allí plasmados. Se VIVEN. Diera la impresión de que el creador de la fotografía estuvo muchísimas horas esperando hasta hacer la toma perfecta. Contrastan con la realidad de la huida que están viviendo Sam y su esposa internándose en el país, hasta que finalmente él mismo se entrega. 

Sobresale también un muchachito de 14 años que se ha endurecido por la rudeza de la vida que le tocó. Y esto, la verdad es que duele. Sus gestos, sus acciones son todas con una seriedad pasmosa, sólo ver su rostro nos dice que adentro, vive un infierno.


La actriz que interpreta a Lizzie, la esposa de Sam, hace un trabajo magistral. Natassia Gorey-Furber es quien hace este papel haciendo gala de un histrionismo fantástico. 



Warwick Thornton, director australiano del filme, cuenta que desde pequeño escuchó en familia gran cantidad de cuentos o narraciones que hacían volar su imaginación. Sin embargo, está película está basada en hechos reales.

Después de ser sometido a un juicio, Sam queda libre porque lo hizo en defensa propia y quedó demostrado.  Sin embargo, en su retirada ocurre algo inesperado: el odio hace que manos asesinas disparen una bala que le quita la vida a este hombre y la última escena es desgarradora. 

Son 110 minutos en los que uno siente que vive por completo sumergido en la vivencia de los personajes. 



Cabe mencionar también que no tiene musicalización, son los ruidos naturales los que dan toda la ambientación y en verdad es algo que se agradece, pues el resultado es de impacto.




Gracias a la inquietud de quien desea plasmar las realidades y lo cruda que puede ser la existencia, estos sufrimientos no serán inútiles. 

LA ESPERANZA NO DEBE MORIR NUNCA! 














Comentarios

  1. Hola, Maty. Pues no conocía esta peli. Me gusta lo que dices sobre ella así que la tengo en cuenta. Gracias por la recomendación.

    ResponderBorrar
  2. Hola!!, no había oído hablar de esta película, también ya hace tiempo que no veo una que sea buena. Esta que nos presentas tiene muy buen argumento y tal y como lo explicas seguro que va a estar bien. Besos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola Mar! En verdad cuando comento
      alguna es porque me movió de punta a punta. Gracias amiga querida, abrazos y besos! 🌹

      Borrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

PANDEMIA 19 DE AGOSTO