CAOS COTIDIANO

 A veces no reparamos en tantos objetos.  O casi nunca, pero son parte de todo lo que hacemos. Nos rodean, se nos plantan delante y pasamos por ellos sin darnos cuenta.





Unos útiles, otros no tanto y otros nada. 


La cuestión es, ¿Cómo está nuestra capacidad de percepción? 


Estamos clavados en la tecnología que sí, es maravillosa. Gracias a ella nos estamos leyendo ahora. Estamos aquí. 


¿A cuáles de ellos tenemos que agradecer? ¿Y qué?


O somos "acumuladores"... Terrible. Algo que no permite nuestro desarrollo, que abotaga el sistema nervioso, nos estresa.


Hacemos las cosas de manera mecánica sin dar valor a cada acción, cuando cada una de ellas nos representa alguna cosa. 


¿Cuáles son tus objetos favoritos? ¿Tienes alguna colección? ¿Algo que miren tus ojos y puedas decir y sentir lo feliz que te hace? Por su color, por su forma, muy especialmente por su significado. 


¿Y el minimalismo? Sí, se respira mejor con menos acumulación de cosas sin sentido. "Minimalismo mental? 





Un orden físico ayuda extraordinariamente a lograr un orden y Paz  interior. 


Acumulamos también malos recuerdos, experiencias dolorosas, cargas emocionales de peso que impiden avanzar. Si bien es difícil concretar un nuevo sistema de vida, es posible. Duro es andar por la vida con cargas innecesarias y negativas, puede llegar a ser realmente incómodo. Y aún más: puede impedir un caminar pacífico, peor que con zapatos llenos de piedritas.  


Para seguir adelante, andar ligero es fundamental. Sin pesos innecesarios, sin cadenas, sin presiones, sin dolor agudo, ni siquiera leve. Eso es LIBERTAD. Esto, es PAZ. Es haber hecho una revisión a fondo y saber con lo que contamos y con lo que caminamos. Es NO a la autoflagelación que a veces inflingimos aún sin caer bien a bien en la cuenta. 


El orden es respirar hondo. Ayuda a sentir PAZ. Todo camina mejor, todo cobra otra dimensión. 


Vale la pena intentarlo! 







Comentarios

  1. Claro que vale la pena intentarlo. A veces nos llenamos de cargas emocionales y de objetos que nos van haciendo cada vez mas pequeñitos, otras veces es complicado deshacerse de todos ellos, si bien, lo bueno es mirar en nuestro interior y valorar todas esas cosas maravillosas que deseamos guardar, que nos aportan una felicidad real.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. El punto que describes es tal cual lo he intentado yo, Mar querida. Te mando un abrazo fuerte.🤗

      Borrar
  2. Soy minimalista, por eso hay tan pocas cosas que eche de menos.

    ResponderBorrar
  3. Cada vez apuesto más por el minimalismo aunque siempre hay alguna habitación donde acumulamos más cosas. Me ha encantado leerte.
    Un abrazo gigante!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yolanda! Estoy segura que tu apuesta redundará en tranquilidad para tu vida.
      Un abrazo!!!

      Borrar
  4. Me encanta tu reflexión sobre el orden, y su relación con nuestra propia paz y tranquilidad. Totalmente de acuerdo contigo, a veces almacenamos objetos sin mucha razón de ser.
    Como siempre, estupenda reflexión que nos hace pensar y cuestionarnos, y eso es genial. Un fuerte abrazo, Maty!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Querida Mayte, siempre agradecida por tus palabras y tu presencia te mando otro fuerte y más que fuerte abrazo 🤗

      Borrar
  5. Hola Maty, tu escrito me llegó al alma. Hace unos tres años pasé por un proceso de cambio que me hizo darme cuenta que no necesita uno mucho para vivir, en ese proceso me deshice de cosas que para mí eran queridas y a pesar del dolor (porque duele), fue todo un descubrimiento sentir esa ligereza que da andar por el mundo sin tanto a cuestas. Fue un ejercicio de desapego maravilloso. Hoy trato de no llenarme nuevamente de cosas que no necesito. Me encantó tu mensaje y cómo lo transmites. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Me ha conmovido leerte. Me alegra que en el camino nos encontremos en tantos y tantos puntos Ana! Sí, duele. Gracias por todo, un abrazo 🤗

      Borrar
  6. Yo soy desordenada, lo bueno es que no me gusta a cumular cosas. Tener un aparato que no necesitas o ropa que no necesitas me parece desconsiderado con el planeta y los seres que menos tienen. Te mando un beso

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Eso compensa el desorden. Es muy lindo que pienses en los demás. Besos y abrazos!

      Borrar
  7. Muy de acuerdo contigo, la vida se ha encargado de irme aligerando el equipaje y de esa forma se puede decir que cuento con muy pocas cosas, uno aprende a desapegarse y a darse cuenta que valor está en lo vivido, más que en aquello que tenemos, en esa libertad que supone el poder levantar el vuelo más rápidamente sin sentirse aferrado a nada. Gracias un abrazo

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

MI VIEJITA AL CIELO💫