CONVERSANDO CON MAMÁ

Ana Rosa 





Mamá! Mamita, la que siempre ha estado tan orgullosa de su nombre, mamá!


En el Paraíso en qué estás mami, no hay tiempo ni espacios. Pero aquí, en este plano, existen las fechas y los calendarios. Por cierto, ¿recuerdas cuánto me gustan estos físicamente? ¿Arrancar sus hojas cada día? Pues está por cumplirse tu primer aniversario. Y aunque platico contigo de día y de noche y creo que hasta dormida, esta vez quiero escribirte esto. Pero no en el día exacto. Ni siquiera lo quiero mencionar. ¡No sé qué me pasa! Siento que me ahogo, a pesar de tratar de verlo natural me está pegando fuerte la fecha. Mira, yo que siempre te decía, yo que siempre he dicho que en el Cielo no hay fechas ni horarios, tantas veces que te lo dije a ti! Y mírame ahora. 


"Somos socias"... Decías siempre. También me decías que soy la alegría de tu vida, yo te decía que tú lo eras de la mía. Ese amor nuestro madre e hija tan único, tan especial, tan increíble, tan... tan... bueno simplemente no hay adjetivos. Ese amor, decía, nos mantiene unidas. Yo sé que tú te encuentras feliz y también sé que me amas,  que esa unión traspasaría cualquier cosa. Pues es así mamá, ya ves lo que ha pasado todos estos meses. He llevado muy bien mi duelo: acepto tu partida, ya necesitabas descansar. Fue mi privilegio estar contigo hasta tu último suspiro. Pero caray! ¡Siempre vas a estar conmigo, eso no hay nada ni nadie que lo pueda cambiar!


Yo ma, no me concibo sin ti. Éramos, somos una. Y no porque fuésemos iguales ni por pensar las mismas cosas, todo era por amor. 


Y no me voy a concebir sin ti jamás. Nunca. El mundo es igual, pero diferente. El tú pasar a un estado espiritual en este otro plano tan cercano, me ha hecho diferente. Pero yo sabía, lo supe siempre: que nunca nos separaríamos. Y será así hasta el último de mis días. Juntas siempre: dulce e inevitablemente juntas por el más grande amor.


Mamá, mami... Siempre te lo dije: "eres el amor de mi vida". Y tú te alegrabas pero siempre un poco cohibida. Qué gracia, tuve que enseñarte a dar abrazos y besitos. Nadie te los dio a ti mamita... Te amaban, pero no te lo expresaban así como tanto me gusta a mí: con besitos, con abrazos. Siempre que te pedía un beso en la frente me lo dabas tímidamente, apenas sentía que movías tus labios. Pero nadie me quita el haberlo hecho por muchos años.


Cuando tenías ratos de lucidez, me decías "qué va a pasar Maty si me muero antes, quién te va a cuidar al final". Yo te respondía que no te preocuparas por eso. Te hacía ver qué buena suerte tenías conmigo. Claro está, en broma, pero te decía que tú tenías resuelta tu vida toda, me tenías contigo, que todos los años de mi vida los pasé contigo, aún cuando me casé. Y sí, asentías con la mirada. Te decía también que yo no tenía esa suerte, que no  sabía cómo me iba a tocar a mí. Y así es, tuve la fortuna de entregarte a tu nueva vida. Justo el final, fue dulce y sin sufrimientos después de unos años difíciles. Yo ya te extrañaba mami, tú estabas pero sin estar. Eras otra. ¡Celebraba yo tanto los momentitos de lucidez! Pero cada vez eran menos. 


Ahora, te miro con esa sonrisa tan tuya, ¡te veo tan inmensamente feliz! Murió también nuestra Toyita, habrá corrido feliz a verte.

Tanto que añorabas a los que se habían adelantado y cuánto debes estar disfrutando ahora sus cercanías, el darte cuenta que era cierto lo que siempre te decía cuando como una nenita pequeña me hacías preguntas. Sí mamá, se invirtieron los papeles. Qué privilegio fue poder estar a tu lado y que tu punto de partida fuese tu casa. 


Viviré lo que me toque, pero me toca contigo. Así, te comparto mis momentos, gozo con los tuyos. Recuerdos de todas las épocas, esos que son parte de nuestra vida. Que el pasado ya pasó... No, se quedó para siempre porque somos por lo que fuimos, siempre lo digo. ¿Qué seríamos tú y yo sin todo lo nuestro? Y entre todo eso vienen a mi mente las declamaciones de tus poemas favoritos. Sí, Amado Nervo. Nos los recitabas muchísimas veces. Eran tu azúcar y tu miel, deleitaron tu existencia (como me escribiste en una dedicatoria). 



Disfruta mami, que ya lo de ahora es eterno y bien te lo ganaste. Sí te dejé ir, claro que sí, pero vives en mí.






 


Comentarios

  1. Amiga mía, tus sentimientos expresados con tanto amor me llegaron hasta lo mas profundo del corazón, ya un año, y que cierto que cuando hay amor perdura para siempre. Te mando un fuerte abrazo, muy fuerte. Besos. ❤🌹🌹

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida Mar. Y por el abrazo también. Gracias!

      Borrar
  2. Siempre vivirás en mi alma, vida y corazón ♥, mamá Ana Rosita, madre llena de amor 😍 incomparable. Todos los días te recuerdo. Marcaste huellas. DIOS TE BENDIGA ETERNAMENTE.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias corazón, jamás te podré agradecer todo lo que hiciste por ella.

      Borrar
  3. ¡Ay Maty! Qué bonito, qué profundo, qué conmovedor. No queda más que continuar la vida, con ellos anidando en nuestro corazón y con la esperanza de volverlos a ver. Un beso enorme...

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es así Ana, continuar hasta que nos volvamos a ver. Gracias, un beso para ti también.

      Borrar
  4. Ayy Maty! Se me han saltado las lágrimas de emoción. De la bonita, como ese Amor a tu mami donde como bien dices formaiis una sola persona. Porque el Amor de verdad no tiene límites ni fronteras.
    Un abrazo gigante!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por lo que me dices, en nombre de ella y mío. Es verdad, el amor no tiene fin. Un abrazo bien grande!

      Borrar
  5. Cuánto amor contienen tus palabras. Qué bonita relación madre e hija y qué bonito que sigas hablando con ella cada día. Un fuerte abrazo, Maty!

    ResponderBorrar
  6. Bello homenaje a tu mamá. Debes tenerla en tu corazón. Te mando un beso.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Sí, ella vive en mí. Un beso para ti también con abrazo 🥰

      Borrar
  7. Muy hermoso Maty, esos amores inolvidables, que siguen ahí, que no se borrarán nunca y que son parte de nuestra alma, un abrazo grande, gracias por tus palabras

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

BESOS PECAMINOSOS