DOSCIENTAS ❣️

 

¿Y qué con este número? Es sólo un número. Pero es un número que me agrada. No debiera tener relevancia, simplemente ¡Me agrada!

La publicación anterior fue la número 200 desde que empecé este blog. Este blog significa muchas, muchas cosas para mí.

Toda mi vida, toda, un pliego en donde poner mis garabatos fue mi mayor placer. Mis garabatos, mis sentimientos, mi vida. Sencilla, simple, pero grandiosa ¡Porque es mía! La única que tengo, el regalo más grande. Regalo que en muchas ocasiones NO lo parecía, parecía más bien todo lo contrario. Sí, porque la vida es así: cíclica, casi hormonal como somos las mujeres. Variante, variable. Cambiante. Es un hecho: la vida es MOVIMIENTO. Inacabable, continuo, permanente. El cambio es lo único constante. Y por esos vericuetos, por esos sinsabores es que a veces me parecía todo lo contrario a un "regalo". Decir otra cosa sería mentir, sería intentar fingir un mundo maravillosamente perfecto cuando nunca lo es, ni para mí ni para nadie. ¡Pero hoy estoy aquí! Y hoy sí puedo decir que es un regalo. A veces le tengo un poquito de miedo, a veces la incertidumbre hace presa de mí. Son sólo instantes que intento mirar de otro color para agradecer el milagro de la vida, de ESTAR VIVA. 

Todo eso que garabateé durante mi niñez, en el transcurso de mi primera juventud... Bueno, casi todo, hay cosas que no existen más. Pero lo demás lo guardo en cuadernos que no he podido ni querido volver a abrir por aquello de la confrontación con emociones pasadas. Sí, un poquito de temor -también muy humano-. Sin embargo ya son, si llego a faltar sin verlos, de alguien muy especial para mí y el único a quien se los pude dejar: Pancho. Sí, mi querido Pancho Pistolas (ya les platicaré de él). Es más que un hermano, lo amo sin medida y a él se los he confiado. Los lea o no antes de que pasen a sus manos, ya son de él y sabe perfectamente dónde están. Es el historiador de la familia, el que ha leído del primer artículo aquí publicado y hasta el último, sin duda. Sí, así estoy segura de él. 

Pero bueno, en esa época eran solamente un desahogo y siempre, siempre una necesidad de expresarme. De entenderme mejor a mí misma, de verme mejor. De verme, sencillamente. Ahora, es el placer de compartirlos. Ahora en este camino bloguero me he encontrado cosas que en un inicio ni imaginé: amigos, amigos sinceros. Gente como yo, con inquietudes y sobre todo, con la misma necesidad de plasmar, de dejar constancia, de compartir, de estar, de ser. Porque siempre lo digo y lo pienso: no vinimos a TENER, sino a SER.

He podido descubrir (aunque de alguna manera lo intuía) que hay una cantidad incontable de TALENTO. Sí, gente que quizá por razones prácticas no hubiese podido publicar sus creaciones. ¡Gente que tiene tanto que dar! Y aquí, me los he encontrado. Me han dado inclusive ganas de ser más selectiva con mis lecturas. No abundar tanto en cantidad, como en deseo de penetrar en las almas, los aciertos, los desaciertos y todo lo que confirma lo que los escritores exponen. Sí, los bien llamados ESCRITORES. ¡Bendita tecnología! Sabiendo hacer uso de ella, es un tesoro invaluable. Hay quien es escritor, hay quien se gusta de llamarse así. No importa, son todas expresiones. 

Sería largo exponer a todos. Y no quisiera que se me fuera uno solo, pero al hablar de mis lecturas actuales reitero lo de la selectividad porque quiero disfrutarlas a plenitud. ¡Releer a tantos autores que me marcaron desde niña! Pero prestar atención cabal a todos los nuevos que voy descubriendo, muchos desconocidos, nombres que quizá no "figuren", pero que VALEN, que me transportan. Vidas, hermosas vidas. Transmisores irremediables de emociones.

La emoción hace que todo valga la pena. El AMOR, el ingrediente indispensable, primordial, básico, el único equipaje que nunca se extraviará en ningún andén, en ninguna parte.

Me gusta la vida, amo mi vida y me encantan las celebraciones. Todas y cada una me las invento yo, las vivo y las disfruto y ahora, comparto este placer de haber llegado a las 200 entradas de mi Blog "Viviendo". Gracias de corazón por la compañía, la de los conocidos y la de las que se han hecho por el camino. En este transitar tanto de la vida como de sentir tanto un blog, hay quien se queda, hay quien se va. Está bien, todo está bien. ¡Hola y adiós a todos! Hola y A DIOS. Y gracias, gracias siempre por esa grata compañía, por ese compartir la vida.


    ¡GRACIAS TOTALES! 







Ah! Esta es... La 201.

Mucho amor para todos! 


Comentarios

  1. Felicidades Totales 🌹, que alegría 😁, sigue adelante. A disfrutar de lo que nos apasiona

    ResponderBorrar
  2. Muchas Felicidades Maty, por esos 200 y por muchos más que están por venir. Sabes que soy asidua lectora de tu blog, y me gusta por muchas razones. Porque escribes con el alma, muestras esos sentimientos que te definen, tanto si escribes sobre cosas personales como cuando escribes sobre otros. Un blog lleno de afecto, emoción y pasión. Un abrazo muy fuerte y a por más. Besos enormes.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Es precioso lo que me dices Mar y te lo agradezco como tú bien sabes, de corazón. Un inmenso abrazo!

      Borrar
  3. Bienvenidas esas doscientas entradas y de nada. A la que nos queramos dar cuenta... cuatrocientas, que también bienvenidas serán.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. 😂😂😂 bien, pues... De nada pues. Ya pues. 😂😂😂

      Borrar
  4. ¡Qué bueno!, Maty, es un lindo número y un muy buen trabajo que lo respalda, ese abrirte de corazón y dejar plasmado lo que sientes, lo que piensas, lo que vives, tus amores y desamores, en pocas palabras como van viendo tu vida. Un abrazo grande, festeja y ve por muchos más

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Themis, gracias por venir a mi festejo y decirme cosas tan lindas. Te mando un abrazo grande grande 🤗😊

      Borrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

BESOS PECAMINOSOS