ELENA SIEMPRE, POR SIEMPRE ELENA


Fotografía tomada de "Gatopardo" editada por Maty Marín



¿Qué puede alguien decir de Elena Poniatowska que no se haya dicho ya?

Nació en París y vino a México casi a los 10 años, aprendió español con la gente que tenía cerca. Hija de un príncipe polaco, terminó como periodista. Anécdota graciosa es que en España al recibir el premio Cervantes, le dijo a la reina Letizia  "tú eras periodista y acabaste siendo princesa, yo era princesa y terminé siendo periodista" .


Solamente pretendo celebrar su cumpleaños número 90, que la ha hecho acreedora a múltiples homenajes y a que se hable de ella en todas partes (más de lo usual)  además de un homenaje en Bellas Artes. 


Más de cuarenta premios en su andar como novelista, periodista, libros publicados en otros idiomas. Periodismo de altísima calidad literaria. MUJER DE LETRAS, que cuando se haga un balance ella será parte primordial de la literatura. Altísimo nivel de entrega y profesionalismo. Metida enmedio de la sociedad: ni arriba, ni abajo. Enmedio, AHÍ MISMO, donde sentía que tenía que estar. Así en el terremoto de 1985 como en ese nefasto 2 de Octubre en la matanza de Tlatelolco, que dio lugar a su novela "La Noche de Tlatelolco". Aquí denuncia, aquí empatiza y se rebela ante lo sucedido. Una activista sin descanso. 

Series de reportajes largos que han cambiado la historia reciente de México de manera importante, imbuída cabalmente en la realidad social, porque comienza con el periodismo. Llega a realizar una entrevista DIARIA! Tremendo. 

Entrevistadora extraordinaria, candor disfrazado es su estilo. Siempre preguntando, incorregible a la hora de preguntar y preguntar. Dice que "nunca obtiene respuestas", y... Sigue preguntando. Tremendamente simpática, irremediablemente HUMANA.

Aparte de bendecir su vida y agradecer por ella, lo que seguramente sucederá es que se me note la admiración que me inspira.  Por ello, la parte HUMANA es la que resalta. Su vida y obras es conocida por todos, su VIDA es toda ella una obra de arte. A todos sus premios  no les dio mayor importancia ni colocó en lugar especial. 


Una niña que no se detuvo en el final feliz, su mamá le contaba alguna historia con el típico final "Se casaron y fueron felíces para siempre" y ella preguntaba, sin falta: "Y qué más?" "¿Y después qué?"


Su personalidad es una delicia, admirable, amable, inspiradora. Y hago énfasis en que las palabras no son suficientes. Siempre con una sonrisa, sin falta. Escucharla relatar pasajes de su vida y/o de su trabajo es un total deleite, es divertidísima al platicar. 


Su belleza es diferente a todas. Es única, no se refiere únicamente a unos rasgos faciales bien especiales en todas las épocas de su vida,  sino a lo que emana de ellos;  a lo que proyecta, a que transmite que lo bello no solamente se refiere a lo externo. Hay demasiados factores, muchos de ellos indescifrables, que la confirman como especial, diferente. 


En todas sus facetas ha trascendido: madre, hija, abuela, amiga, profesional con un alto sentido del deber. Observadora incansable del Universo. Una capacidad de entrega amistosa impresionante: le importan sus amigos, sus circunstancias, sus vidas. 


La palabra AMOR brilla en su nombre. Amó profundamente a su madre, cuya hermana es su tía Pita Amor, la poetisa. Claro que sobre ella también escribió, y en sus conversaciones sale a flote con gracia cuando su tía la amedrentó diciéndole que "jamás sería como ella". Era algo cómico, todos conocen la personalidad de Guadalupe Amor. El hijo de Pita murió ahogado muy pequeñito, por lo que hizo que sus hijos aprendieran a nadar desde muy chicos por ese recuerdo trágico y hoy son grandes nadadores. Ella se empeñó en eso. 


Jesusa Palancares es el nombre que asoma a su memoria con muchísima frecuencia, personaje del que aprendió mucho y que le dio mucho también. Alguien que no fue nada fácil entrevistar, pero Elena no se rindió por nada hasta que terminaron siendo amigas solidarias y entrañables. Ella es la protagonista de su novela "HASTA NO VERTE, JESÚS MÍO ". Bueno, a grado tal que ella cuenta que cuando se encuentra en algún apuro o situación que amerite una oración, mira al Cielo y se dirige a su mamá (a quien adoró de una manera total) y a Jesusa. Así, a ese grado. 


Tengo la gran alegría de contar con la adaptación a teatro que de esta novela hizo Aída Renee García Esquivel, prima mía y a quien cariñosamente llamamos "Yaya, Yayita". Ella sabe lo que admiro a Elenita y me hizo favor de enviármela en momento en que vivía un gran dolor (la partida de mi mamá) y pensó que me serviría de consuelo y, por supuesto, no se equivocó.  





Elena Poniatowska y Aída




A veces, considerada un MITO. Hipersensible, hábil para notar dónde hay un problema y dónde puede colaborar.


Al escuchar los testimonios de sus amigos, de la gente que la conoce, que la ha tratado e inclusive de sus hijos, no puede uno menos que conmoverse. Admiración, respeto, simpatía, embeleso. Amor, amor de verdad. Amor sembró, amor recoge de esa siembra. Pero amor a raudales, un amor que no cabe, un gigante y estrepitoso amor. 


En los últimos tiempos se supo un episodio con el escritor Juan José Arreola, a quien siempre admiré y al que disfruté en vida asistiendo a sus conferencias, incluso contratándolo para una participación en el instituto de cultura donde yo laboraba. Jamás lo imaginé, en la prensa lo mencionaron como "violación". Busqué la verdad y escuché de la propia boca de Elena Poniatowska el relato de una relación con él porque él era un hombre tremendamente seductor, seducía con las palabras. Ella, inocente muchachita de veintitantos años, él le doblaba la edad, era casado y tenía tres hijos. Producto de aquello es su primer hijo, crecido y cuidado por Guillermo Haro, el esposo de Elena. En otros ayeres esto me hubiese decepcionado por él, no correspondía al personaje que yo creí. En la actualidad, no tengo tiempo para decepciones, implicaría quizá un "juicio", y yo no estoy para juzgar a nadie. Sucedió, y ya. Algo así como lo de Pablo Neruda narrado por él mismo, cómo toma por la fuerza a una mujer. Sí, narrado por él mismo.

 Ella jamás habló en más de sesenta años de esto, pero salió a colación hace poco tiempo y ella lo comenta. 



Algo que confieso que me dio tristeza escuchar es algo que dice en una de sus últimas entrevistas, a propósito de su aniversario número 90. Se define como muy trabajadora y muy cumplidora a pesar de estar tan cerca de la muerte.


Nada, nada alcanza para describirla. Simplemente es imposible: hay que verla, escucharla, leerla. Afortunadamente en estos tiempos en que la tecnología impera, la podemos ver en videos incontables. Conocerla, es amarla.


Doy las GRACIAS por vivir en este siglo, por gozar de su presencia, del regalo que es su vida.


¡FELIZ CUMPLEAÑOS

ELENITA! 



Fotografía tomada de Linternas y Bosques editada por Maty Marín



Comentarios

  1. Maty queridísima, cómo agradecer este momento que me hace sentir tan feliz y satisfecha de haberte compartido mi acercamiento con nuestra siempre maravillosa y admirada Elenita Poniatowska...te lo envié con muchísimo cariño porque sabía que te haría feliz en el difícil momento qué estabas viviendo.

    GRACIAS a tu sensibilidad que me hizo revivir momentos inolvidables en el teatro!

    Entre los logros que
    tenido en la vida, este libreto, y haber hablado con un ser humano tan maravilloso como Elenita me compensa de otras cosas

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. TE QUIERO Y TE ADMIRO SIEMPREEE!!

      Borrar
    2. Me dices cosas que me emocionan, pero de verdad. De por sí estoy emocionada con todo esto! Gracias por todo: por esa adaptación que conservo como un tesoro, por el momento en que la enviaste, por tu cariño de siempre. Muchas cosas son las que has logrado: actriz, cantante. ¡Muchas! Esta, es una más. Te quiero mucho Yaya ❤️❤️❤️

      Borrar
  2. DE YAYITA PARA TI:

    NO TE RINDAS NI PIERDAS LA FE EN LOQUE BUSCAS... ESTÁS YA EN ESE PRECIOSO CAMINO PUES TU SENSIBILIDAD ES UNA CUESTIÓN ENORME! .

    ResponderBorrar
  3. Un hermoso homenaje, Maty. Siempre con esas palabras tuyas, tan agradecidas, tan bien contadas y con tanto cariño. Un beso.

    ResponderBorrar
  4. Qué bonitas palabras le dedicas, Maty! Un precioso homenaje. Un fuerte abrazo! Feliz domingo!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias siempre por todo lo lindo y generoso que me escribes. Abrazoooo!

      Borrar
  5. Buen homenaje a alguien que dejó una gran huella, y que te ha inspirado en tu vida, gracias por ello, un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Themis querida por estar aquí, gracias! Abrazos!

      Borrar
  6. Feliz cumpleaños para Elena, una persona que ha dejado un gran legado y aún seguirá dejando, seguro que sí... Me alegro mucho que te haya inspirado para hacerle este hermoso homenaje. La has descrito con verdadero amor.
    No podía ser de otra forma viviendo de alguien como tú, mi querida Maty, siempre con la sensibilidad que te caracteriza. Gracias por dar a conocer mejor a esta gran y especial mujer.
    Un abrazo enorme.

    P.D. Vine a leerte de nuevo, pues confieso que no la conocía y me resultó sumamente interesante lo que cuentas de ella. Te dejé comentario anoche, pero al parecer no le di a publicar.
    Sigue disfrutando de todo lo que te gusta, preciosa.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Mila! Todo lo que siempre comentas es lindo y lleno de generosidad. Me alegra que conozcas a Elenita, no sabes cuánto la admiro y quiero!
      En cuanto a tu comentario 😊ya me da risa lo que pasa por acá, porque no se vio aquí pero sí en mi sección privada da "comentarios" y justo venía a responderte .
      Te mando montones de abrazos!

      Borrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!

MI VIEJITA AL CIELO💫