LO QUE LA LITERATURA ME REGALÓ📚

 En la vida suceden cosas de todo tipo. Muchas veces (demasiadas) nos dedicamos a señalar lo malo, somos expertos en quejarnos.  ¡Nos quejamos de todo! Pero no todo es malo, hay cosas buenas. Hay otras magníficas, las hay "regulares", las hay extraordinarias y las hay mágicas. La verdad, sería maravilloso que contáramos cosas buenas, que sonriéramos (¡El poder de una sonrisa!), que fuésemos empáticos. Muchas cosas serían diferentes con un sencillo cambio de actitud. 



¿En dónde coloco esto que me pasó? Difícil, pero es lo de menos. Es algo que vive conmigo, que está en mi corazón.



Y había una vez...


🌹📚 🌹📚🌹📚🌹📚🌹📚


Sí, como de cuento es esta historia que voy a contar. Es mágica, única. Una parte de mí que me encanta atesorar. 


¿Cuántas personas buenas a veces maravillosas y hasta más, conocemos a lo largo de la vida? Muchas sí. Siempre he pensado que hay más gente buena que mala en el mundo, sólo que los segundos se hacen notar más porque hacen más ruido.


Personas que nos marcan y ocupan un lugar único, además de permanecer allí para siempre, no tantas. ¡Pero yo tengo una! 


Fotografía de la página de Facebook de Víctor Soto Ferrel, poesía y otros autores


Esta personita va a cumplir años este 14 de julio. Es mi maestro de literatura de la Prepa. Y sí, me dejó una marca que a lo largo de los años ha estado siempre presente, pero lo que es estos últimos!!! Pero voy por partes.


Su nombre es 


        Víctor Soto Ferrel.


Las clases de Víctor Soto eran un agasajo. La hora que yo más esperaba, la que me hacía sentir viva, la que me elevaba. Los 50 minutos que duraba para mí pasaban en un instante. Incluso me iba a la clase del otro grupo, era el mismo tema: igual, pero diferente. Como ver una obra de teatro repetidas ocasiones (cosa que me encanta). Víctor tiene el don de la palabra.


Médico, para comenzar, que se enamoró de la literatura. Y a los que nos gustaban las letras, nos hizo amarlas más. 

La verdad es que escucharlo era toda una aventura. Hablaba y hablaba sin parar, haciéndome viajar por donde él me llevaba. Siempre hizo su trabajo con una gran pasión. Él era un libro abierto, justo como una vez dijo que se debía ser. Lo más auténtico. Él hacía lo que decía: tenía esa autenticidad, eso que llaman congruencia. 

Yo me sentaba en la primera fila, desde entonces mi miopía no me dejaba ver bien lo que los profesores escribían en el pizarrón ni siquiera en la segunda. Es así como no perdía nada del desarrollo de la clase, ni un solo detalle. 


Despertó el amor por el querer saber más. Nos asignaba leer un fragmento de una obra, y yo terminaba leyendo todo. Él me dijo una vez que ese era el objetivo: despertar el interés. Y sí, en verdad ese es el papel de un buen maestro. 

Por él fui a ver "Ana Karenina" con Silvia Pinal (actriz mexicana, a quien llaman "la última diva del cine nacional")... lo recuerdo bien. "La Verdad Sospechosa", con Alma Muriel y Jorge Ortiz de Pinedo.  Esto no era obligatorio, pero yo no me perdía de ese placer. Eso eran mis clases de literatura con Víctor: un verdadero placer.  Antes de cada obra leía al respecto para ir preparada, para gozarla más.

Y así con el tiempo, el teatro ha sido otro de mis grandes goces.

Era tan hábil, que la supuesta "locura" con la que se calificaba a Mallarmé porque salía al jardín desnudo con su esposa, me hizo pensar que en verdad no era tal. Fue toda una disertación sobre la visión de la vida de cada ser humano.

Y así se pasó todo el año escolar, el último de la Prepa. Recuerdo en una ocasión en que no tenía clase, pero podía verlo a él en acción desde la terraza de aquella casa que fue adaptada para la escuela. Víctor estaba dando clase a otro grupo, y yo alcanzaba a escuchar algo. Y desde entonces, con mis ganas locas de atrapar todos los momentos de significado en mi vida me concentré plenamente en ese instante pensando "algún día, cuando sea mayor, recordaré todo esto como algo muy valioso, este momento no lo olvidaré". Y tan fue así, que aquí lo estoy escribiendo. 


Un día no sé cómo pero Víctor dijo que su cumpleaños era el 14 de julio. Se me grabó la fecha en la memoria y en el corazón, por siempre. 



Terminamos la Prepa, Víctor Soto regresaría a Tijuana, a su UABC (Universidad Autónoma de Baja California), en la que fundó la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (cosa que ya había realizado cuando era mi maestro, así lo platicó en clase. Regresaría, pues, a continuar esa labor).


¡Cómo se pasa la vida! Han transcurrido más de 45 años desde entonces, y no ha habido un solo 14 de febrero en que no lo haya recordado y le haya lanzado al cielo un "Feliz Cumpleaños, querido Víctor". 


LA MAGIA


La evolución y los avances tecnológicos hicieron posible lo que hoy puedo contar: esta misma historia se la he podido relatar a él mismo, sí, a mi tan querido profesor, a mi maestro Víctor Soto Ferrel y desde hace unos años (diez o más) es que lo puedo felicitar. No por telepatía, no desde mi mente, sino de manera personal gracias a los medios de que disponemos ahora. ¡Pude encontrarlo, después de tantos años! No puedo describir la alegría y emoción que siento de tenerlo en mis contactos, de que me haya recordado! No, de verdad que no puedo. 

Víctor Soto Ferrel está nuevamente en mi vida, es mi maestro entrañable y mi gran amigo.  GRACIAS VIDA, GRACIAS VÍCTOR!


🎊MUY FELIZ CUMPLEAÑOS, QUERIDÍSIMO VÍCTOR! 🎉



Sigue siendo tu favorito? 




Stendhal Mallarmé Baudelaire Pessoa Huidobro Pellicer Proust José Juan Tablada Literatura Hebrea Poe    Ilíada    Odisea    El Zaguán  Fábulas Oscar Wilde    Tolstoi    Casona







El sol sitia tu piel   abre un ojal

Veo tus brazos  el botón y los labios sedientos

Arena amarilla en un parpadeo 
apaga la radio   el perfume 
guardado y la lluvia

imprevista



Víctor Soto Ferrel

De su libro ARENA OSCURA 





Comentarios

  1. Muy linda entrada que deja plasmado toda esa enseñanza que tu maestro te dejó, se siente esa emoción que te inunda y esa alegría de haberse hablado, gracias Maty, un abrazo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Themis. Sí, es una verdadera maravilla, un gran regalo. Un abrazo para ti también.

      Borrar
  2. Tuvo que ser emocionante encontrarlo después de años. Cuando una persona deja huella, nunca se olvida y más cuando se siente la misma pasión. Un abrazo Maty y muchas felicidades para el cumpleañero 🥳

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias querida Mar! Es así, tal cual lo dices. Dejó una inmensa huella que irá conmigo hasta el fin del camino. Un abrazo!

      Borrar
  3. No todos los maestros enseñan. Solo aquellos que dejan esa clase de impronta en sus alumnos, sí lo hacen.

    ResponderBorrar
  4. ¡Qué bonito homenaje a tu profesor! Sin duda hay gente que merece que estemos en contacto con ella y que la recordemos con cariño. Son esos magos con los que nos topamos en la vida que obran magia en nuestro ser. Te dejo un abrazo. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Eso son Ana, magos! Hacen que el recuento de tus horas sea precioso. Un abrazo!

      Borrar
  5. Hola Maty... caray... estoy conmovido con esta entrada. Es más, no pude menos que recordar a algunos profesores que también me marcaron para bien. Pero cuando se trata de literatura, esa que te senala el destino... bueno... la verdad que es una experiencia mágica.
    Maty. Me vas a perdonar el abuso, pero quisiera contactar al profesor Víctor Ferrer. Será que me puedes ayudar en eso ? Mi correo es alijrh@gmail.com

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Con gusto Allí. Déjame pedir su permiso y encantada.
      Muchas gracias por tus palabras y por dejarme conocerte.
      Un abrazo!

      Borrar
  6. Imagino esas clases, cuando encontramos un profesor tan valioso nunca se nos olvida todo lo que nos enriqueció. Y poder reencontrarlo después de tantos años tiene que ser increíble. Yo tuve uno de filología con el que cada palabra cobraba vida por sí misma, pero no tuve tu suerte, murió al poco tiempo de terminar.
    Es maravilloso todo lo que has dejado aquí y pensar en la emoción que él habrá sentido al leerlo e incluso escucharse.
    Eres la Sensibilidad, la Emoción, la Amiga.
    Mi abrazo se une a la celebración de su cumpleaños. (No puedo poner iconos ni nada porque sigo con ordenador.)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Lamento lo de tu profesor, Luz. Y tus palabras son tan lindas! Siempre lo son.
      Cuánta alegría me da que ahora nos podamos fundir los tres en ese abrazo, otra magia!!! 🌹🌹🌹

      Borrar
  7. Precioso post, un sentido y cariñoso homenaje a tu maestro, a quien te hizo amar la literatura. Son recuerdos que marcan para siempre y no se olvidan. Qué maravilla que la tecnología actual os haya permitido reencontraos. Qué bonito leerte, Maty! Un fuerte abrazo!

    ResponderBorrar
  8. Bonito lo que tú me dices siempre querida Mayte, muchas muchas gracias! Un abrazo muy sentido 🌹🤗🌹

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

TICUL DE MIS AMORES!