ESTOY BUSCANDO LA LUNA




¡Pero dónde andas niña blanca de mirada profunda y calmada, dónde estás!


Dejas tu rastro, pero yo te busco y nomás no te veo.


Te sigo buscando. Aquí me quedo, aún faltan horas. Te busco porque, si no te encuentro, me muero. Y aquí estás, si no ¿Por qué esos destellos tan bellos? ¿Tan luminosos? ¡Eres tú, claro que eres tú! Y bueno, de alguna manera sé que me escuchas. Claro, cómo que no, si eres tú. Nadie más salpica esa paz. Sólo que quiero tu caricia y, de ser posible, que me dejes acariciarte también. ¡Tengo tanto que decirte! Siempre te lo digo, pero nunca te sentí tan a la mano y, al mismo tiempo, tan que te veo y no te veo. 


Te pareces a alguno de esos sueños que tengo a veces en los que estoy a punto, pero a punto! Y me despierto en el justo instante en que siento que ya, y siento que ya, y no: despierto irremediablemente.  De cualquier manera, es una esperanza la que me visita cada vez que esto sucede. Pero Claro, tú eres algo distinto. 


En esta ocasión es diferente y muy especial. Estás aquí, estoy totalmente despierta y sólo falta que me asome por uno de estos tramos de ráfaga bella que alumbra y que me cuenta un cuento, que me dice que todo es posible, que me hace sentir amada y cuidada.


Sabes que aquí estoy, casi percibo tu sonrisa. Eres como un regalito de Dios, pero déjame verte por lo que más quieras. Cara a cara dime que todo es así de blanco, que hay así un montón de luz tierna y suavecita. Mira, a Dios no lo puedo ver aunque sé que existe, que me ama, y cuánto cuánto lo amo yo! Pero es que quiero verte, a Dios no puedo verlo pero lo siento. Y cuando no siento, LO SÉ. Pero mira Luna blanca de cabellos finos, a veces es que sí quisiera, sí quiero, sí deseo ver. Tocar aunque sea por unos segundos, saber que te importo y que me des un besito. Así nomás, chiquito. Con eso solamente tendré más de lo que tengo ahora. Sí que sé que lo que tengo es mucho: tengo la Fe, me tengo a mí, Dios me ama, mi mamá me cuida desde el Cielo (sabes bien lo que la extraño). Pero se me está yendo de las manos todo lo que podía tocar. Ya sé, ya sé que lo que no palpo es grande y maravilloso, lo sé bien. Pero ¿Qué tiene de malo que desee un besito tuyo, que quiera darte uno, chiquitito, un solo segundo? 


Luna, Lunita, has estado conmigo todita mi vida, pero te necesito como nunca. 


Está bien, está bien. Yo te espero, tú toma tu tiempo. Yo comprendo, lo entiendo bien, los tiempos de Dios son perfectos. El amor es perfecto y Dios te creó por amor. Sabré esperar y estaré muy alerta, mucho, no quiero dormir: tú sabes que me encanta la noche, me fascina. Y no, no me duermo. Aquí te espero mientras escucho esa música suavecita y mientras invades mi pecho diciéndome sin palabras cuán profunda es tu caricia, Lunita de mi alma. 



Ya te veo, mira, ya te asomas, ya vienes a mí! Te asomas, sí que te asomas! Te espero, tendré paciencia. Sé que vendrás. 






Comentarios

  1. ¿Será verdad que la luna ejerce un influjo?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Alguna vez me reí de eso, ahora pienso que la energía tiene sus misterios.

      Borrar
  2. Laclave de todo esto está cuando decies "sabré esperar"

    ResponderBorrar
  3. A mi también me encanta la noche, uno se pierde en esos momentos sola con la luna. Besos amiga😘

    ResponderBorrar
  4. La luna, su influencia, su poder...y qué bonita se viste los días qye está plena. Un fuerte abrazo, Maty!

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí! Preciosa! Es una reina entre las reinas. Abrazo fuerte para ti también, querida Mayte.

      Borrar
  5. La luna tiene tantos amantes y admiradores. Genera esa fascinación única que produce letras tan lindas como las tuyas! Un gusto llegar a tu lugarcito! Me quedo! Besos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ¡Hola Sindel! Gran alegría tenerte por aquí, yo también me quedo contigo. Muchas gracias por lo que me dices, besitos para ti también. 🌹

      Borrar
  6. Hola Maty, desbordas ternura y nostalgia en esta hermosísima entrada. La Luna seguro, segurito te va a cumplir tu deseo. (Igual ando haciendo un relato sobre la Luna pero ya sabes, desde otro ángulo jajaja, aún lo estoy puliendo pero cada vez tengo menos tiempo para el blog). Pues me encantó Maty, muchas gracias por este regalo con el que inicio este día, leyéndote. Saludos.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Muy muy lindo lo que me dices Ana! Que la luna cumpla mis deseos, pero los tuyos también. En verdad que me alegra mucho que te haya gustado. Un abrazo 🌹❤️🤗

      Borrar
  7. Hermoso Maty qué delicia leerlo, la suavidad, la ternura, esa búsqueda, ese esperar el encuentro, gracias , un abrazo grande

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

BESOS PECAMINOSOS