AGUSTÍN, UN ROSTRO DE AMOR

 



No es porque esté rememorando momentos de mi vida, eso lo he hecho siempre. Desde que tengo uso de razón, darle valor a cada suceso, a cada detalle, a todo lo ocurrido, me hace vivir con sentido, es como escribir mi libro.  No es que "me haya acordado de ti": es que te he recordado siempre. 

Desde aquella tarde que entraste y platicamos, fueron unos minutos nada más. Y siempre estuviste. Cuando una persona es capaz de mirar con esa bondad, cuando te mira a los ojos con genuino interés en un momento que para ti es crucial, trata de aconsejar aunque uno no se deje, se queda porque se queda. 

Eres especial, seguidor fiel de una vocación de siembra total. Has viajado por el mundo, seguramente haciendo lo mismo. 

Me encontré una billetera en un asiento de un cine y me dije "ojalá traiga algo y que no tenga datos del propietario porque, obviamente, la tendría que devolver". Y sí, tenía todo, encontré al dueño y se la regresé.  Tú, te encontraste una cartera con una buena cantidad de dinero y sin datos del propietario, y donaste ese dinero. Ese, eres tú. Hiciste eso desde muy joven, ¡Qué más no habrás hecho todos estos años! 

Cuántas huellas habrás dejado, cuánto será tu cansancio, esa fatiga natural que seguramente no permites que sea visible y que quizá no lo sea ni para ti mismo porque hay que seguir y seguir, siempre adelante.

Yo agradezco a Dios ese cruce fugaz pero duradero en mi camino,  que me recuerda siempre que son más las personas buenas que las malas y que todo en esta vida sucede por algo. Gracias a Dios por tu vida, Agustín. Los tiempos de Dios son perfectos. Dios es amor y nos lo dice a cada momento, cada segundo, hasta en los acontecimientos más difíciles. Esto de haberte podido conocer fue un regalo, gracias a Dios y a tu hermano. 

Aunque no me leas, siento que mi espíritu se comunica contigo para decirte esto y que, si te pudiera tener cerca, apretaría fuerte tu mano y te daría un beso en la frente. Gracias siempre. 


DIOS ES AMOR 



Comentarios

  1. Yo creo que me quedaría con el contenido de la billetera si no supiera su propietario. Saludos.

    ResponderBorrar
  2. No sé si gracias a Dios, pero siempre he podido disponer de mi propio dinero. Así que el día que me encontré una cartera con un poco de él, la dejé en comisaría con todo el contenido. Espero no tener nunca que necesitar el dinero de otro, salvo el que gano con mi esclavitud.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Pues yo doy gracias pero de que haya gente como tú y como Agustín 😊

      Borrar
  3. Buen post, me ha encantado leerlo y me hizo pensar varias cosas en mi vida.


    Apoyanos por favor con una visita y un comentario en nuestro bonito blog o siguenos por favor en mis redes sociales, nos ayudarias bastante y te lo agradeceriamos un monton, apoyémonos entre nosotros, gracias : https://epya.com.co/grandes-espejos-tendencia-diseno-arquitectura/ o https://www.instagram.com/epays.a.s/ o https://www.facebook.com/Epya.CO

    ResponderBorrar
  4. El mejor agradecimiento es este, el que haces enforma de texto. Conclusión: qué privilegio esser tu amigo

    ResponderBorrar
  5. Yo solo encontré dinero una vez, tenía toda la documentación y, que casualidad, era de un vecino. Me agradeció mucho el habérsela devuelto. El me lo agradeció invitándome a un café. Hay un refrán que dice "es de bien nacidos, ser agradecidos". Un abrazo Maty, un hermoso agradecimiento.😘

    ResponderBorrar
  6. Hola Maty, ¡qué bonito homenaje para alguien que dejó huella! Donde sea que se encuentre seguro que te manda una sonrisa. Te dejo un abrazo.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias Ana, en verdad que me hiciste feliz con esa sonrisa que piensas que Agustín me está mandando.
      Abrazos!

      Borrar
  7. Hola, Maty, hay personas en la vida que pasan por nuestro lado y no captamos su mirada porque vamos a lo nuestro. Agustín es de los que merece la pena haberse encontrado con él, pero pienso que tú también estuviste atenta para captar el rico bagaje personal que él portaba.
    Un abrazo, Maty

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. No sabes María Pilar, no sabes lo que he sentido al darte cuenta de ese punto de que "estuve atenta". Me diste directo al corazón.
      Un gran abrazo!

      Borrar

Publicar un comentario

Tus comentarios son muy valiosos, te agradezco mucho que estés aquí y me pongas unas líneas. Gracias siempre!

Entradas más populares de este blog

LUCES Y MÁS LUCES

Me presento, mucho gusto!

BESOS PECAMINOSOS